Portal

tx cultura

Índice del artículo

La secundaria

 

Terminé la escuela primaria con excelentes calificaciones y una noche cuando dormíamos, (todos en el mismo cuarto), escuché una conversación en voz baja en que mi padre decía --...yo creo que este muchacho no va a poder ir a la secundaria este año, estamos muy mal.... no vamos a poder con los gastos....-- mi madre permaneció callada, yo sentí el corazón como el péndulo de un reloj, con grandes oscilaciones en un espacio vacío. Por primera vez le oía un comentario como ese, él estaba derrotado. Yo no dormí, mi ilusión que era estudiar se desmoronaba.

 

En este tiempo vivíamos en una vecindad a unos pasos del Observatorio Astronómico de Tacubaya. Era un sólo cuarto de adobe con una "cocina" donde no cabían tres personas de pié, tenía unos sanitarios comunes para todos los inquilinos. Los pisos eran de tierra. Creo que nunca fuimos más pobres que en esa época, considerando la conversación que había oído.

 

No sé que fuerzas cósmicas logró mover mi madre con sus silenciosas lágrimas y sus oraciones que esa mañana se paró en la calle un automóvil negro, brillante, limpio que inmediatamente fué rodeado por la chiquillería del vecindario que no osaba tocarlo. Se abrió la portezuela izquierda y se apeó un hombre de traje obscuro y corbata preguntando algo a la chamacada, uno de los niños algo le dijo señalando con el brazo extendido nuestra vivienda, entonces puse atención mientras decía intrigado mi mamá que alguien nos buscaba.

 

El hombre abrió la portezuela derecha y bajó una señora muy bien vestida. --Mamá, es la directora-- le grité, ella. mientras se secaba las manos porque estaba lavando los trastos, entrecerraba los ojos para distinguir mejor a nuestros visitantes que estaban ya a unos metros. --Buenas tardes señora Delgado, buenas tardes Nemesio cómo están…-- Bajo el brazo la señora, que era la directora de mi escuela, llevaba un bulto. Mi madre contestó el saludo con azoro y la pena de los pobres que tienen que exhibir su miseria, no teníamos siquiera una silla, había una tabla que se ponía sobre dos botes alcoholeros que llamábamos "la banca", rápidamente sacó un mantel limpio lo puso sobre la banca y les indicó que se sentaran. --No nos vamos a tardar mucho, sólo vinimos a ver qué va hacer Nemesio, ya vio usted qué buenas calificaciones sacó, tiene que ir a la secundaria, no lo abandonemos--. Enseguida le alargó el bulto a mamá, --Esto es para su primer día de clase y vamos a conseguirle una beca en la Secretaría de Educación, no lo abandonemos, no crea, nos imaginamos lo difícil que es-- luego se pusieron de pié, se despidieron y se alejaron. Mi madre a penas logró decir algo congruente y yo no podía dejar de tartamudear. No puedo menos que decir los nombres de tan magníficas personas: Angelina Castro y su esposo el licenciado José Suversa

 

Mientras los niños corrían tras el auto negro y los vecinos se cuchicheaban el chisme, nosotros entramos a nuestra vivienda y rompimos temblando de curiosidad el papel de la envoltura. Dentro había un pantalón de casimir, una camisa blanca y un sueter, yo creo que ambos teníamos un nudo en la garganta porque sin hablar mi mamá me desabotonó la camisa, me la quitó y me puso aquella hermosura, luego yo hice lo mismo con el pantalón parado sobre la cama para que no se ensuciara ,ella lloraba pero esta vez era un llanto distinto, yo diría que agridulce porque no tengo otra manera de decirlo, enseguida me puse aquel sueter y estuve quieto un momento Esa vez, lo confieso con rubor, por un momento me sentí guapo , no lo pude corroborar porque no teníamos espejo

 

Por la tarde , al regresar de su agotadora jornada, mi papá cenó y mientras esto hacía mi mamá lo enteró de lo sucedido esa tarde, la conversación fue larga como la inquietud que me avasallaba, nos retiramos a dormir y yo no sabía cuál iba ser mi suerte, fueron dos o tres días de mortal tortura. Cuando me llamó, me dijo triste: --Hijo, vas a ir a la secundaria, pero tus hermanos vienen también detrás de ti y tu papá no va poder sostener ese gasto........ se va a ir a trabajar a California porque aquí es muy....-- y no pudo contener el llanto. Mi padre se fue al norte en busca de fortuna para dar realidad a nuestros anhelos y yo fui a la secundaria

 
 

¿Cuánto tiempo estuvo lejos de nosotros?, debiera recordarlo pero la memoria se me nubla, de esto hace más de sesenta años, él se fue en el cuarenta y tres.

busqueda

Hemos traducido esta excelente refutación de la serie "Alienigenas Ancestrales" del History Channel.
Esperamos que disfruten el material.

Este es el sitio de Javier Delgado, dedicado a todo lo que me parece interesante.
Disculpen el comercial, pero espero que visiten mi otro sitio web.

Patrocinado por Paralax Multimedia

Paralax Multimedia esta dedicada a la producción audiovisual, en el area de video, animación tradicional y por computadora, producción estereoscópica y a la distribución de material para estereoscopía, como lentes y filtros para 3d.
Ojala nos apoyen visitando y promocionando nuestro sitio principal

http://www.paralax.com.mx
JSN Epic template designed by JoomlaShine.com