Articulos en Mundo Paralax

THE ROLLING STONES: SHINE A LIGHT (2008) de Martin Scorsese

 
Supuestamente, es un documental sobre toda la carrera del grupazo ROLLING STONES, con énfasis en su actuación de dos días en Nueva York, en el BEACON THEATRE durante su gira A BIGGER BANG (2006) pero resultó puro conciertazo, con algunos pedacitos de entrevistas y/o noticias o hasta de conciertos, del pasado.
 
Es en esos pedacitos que vemos a Bill Wyman y también a Brian Jones, aunque nunca hablan. A quien no ví fue a Mick Taylor. Creo que ya nadie se acuerda de él (tomó el lugar del felpado Brian Jones un tiempito, antes de que entrara Ronnie Wood, quien antes estuvo con Rod Stewart en los FACES, luego de que se fueron Steve Marriot y Ronny Lane)
 
Scorsese realiza la mejor "traducción al cine" de un concierto de rock que haya yo visto (y he visto muchos conciertos en vivo y muchísimos en video. Centenares) También, el acercamiento más íntimo al grupo.
 
Leo que Scorsese trabajó con el cinefotógrafo Robert Richardson (vemos bastante a los dos al principio) para coordinar a 9 cinematografistas --todos ganadores de Óscar, o al menos nominados por la Academia-- para registrar el concierto en vivo de los Stones en Septiembre de 2006 en un teatro relativamente pequeño (el Doc/amigo que me acompañó, cuando lo vio, dijo "qué pequeño. Pensé que iba a ser en un Estadio")
 
 

Vemos que para un concierto, asistieron Bill Clinton, su esposa Hillary y hasta la mamá de esta. La familia fue a saludar a los Stones tras bambalinas y el irreverente Keith Richards, apenas vio a la viejita mamá de Hillary, se le lanzó a los abrazos gritando "Hola, Victoria ¿Cómo estás?" Scorsese nos muestra a Clinton ante el público diciendo que lo llevaron al concierto como regalo de cumpleaños y que otro regalo era "abrir" un concierto con los ROLLING STONES. Por suerte, a partir de ese momento, Scorsese no vuelve a mostrarnos a Clinton ni a ningún otro político mas.

 

 

De hecho, Scorsese integra el material filmado durante los dos conciertos, como si fueran uno solo (práctica muy usual en este tipo de cintas) y cre la sensación de que los espectadores estamos ahí, en primera fila.

 

 

 

Como recordarán, siempre me han impresionado la resistencia física de Mick Jagger, la intensa energía que transmiten los Stones y el gran magnetismo del cantante ante cualquier público. Scorsese captura muy bien eso y logra que se transmita desde la pantalla. Además, el matrimonio entre imagen y música es soberbio y la edición, al ritmo de la actuación, es verdaderamente excepcional. Bravo

 

 

 

Temo que aun así, la cinta no sea popular en nuestro país. La vimos en la pequeña Sala 14 de CINEMEX en MUNDO E (no la pusieron en las SALAS PLATINO, a pesar de que hay una versión en IMAX) En esa salita la alternaban con otra cinta y nosotros dos ¡eramos los únicos expectadores en esa función! Chispas. Qué decepción.

 

 

 

El filme comienza en blanco y negro, mostrándonos a Scorsese revisando listas de canciones, diagramas de acomodo de cámaras, hojas de producción con el orden de las canciones y de los "solos" (fue un triunfo lograrlas y hacer que los Stones las respetaran, pues Mick cambiaba el contenido constantemente) así como la posición de los ejecutantes en el escenario. Nos damos cuenta que con un sistema así, Martin realizó su ya clasico documental THE LAST WALTZ (1978) con el concierto final de THE BAND. Scorsese pudo ir ordenado a través de los audífonos que traían los camarógrafos, las distintas tomas en todo momento. Claro, Mick Jagger habla de que se les puede ocurrir cambiarlo todo --incluyendo al escenario diseñado especialmente-- en el último momento.

 

 

 

Los Stones ya cumplieron 45 años de tocar juntos. Están acopladísimos. Y tienen gran colmillo para esquivar las preguntas mal intencionadas de los periodistas (oimos a uno diciéndole recientemente a un muy cáscara Keith Richards "¿quien es mejor guitarrista, tú o Ronnie Wood? Porque Ron dice que él es mejor" Richards responde, "sabía que iba a decir eso. La verdad es que somos malísimos los dos. Pero juntos, somos mejores que 10 de los que andan por ahí.")

 

 

 

No debemos olvidar que Scorsese fue uno de los camarógrafos para Michael Wadleigh, durante el histórico CONCIERTO DE WOODSTOCK en 1970. También fue miembro del equipo de post-producción coordinado por Thelma Schoonmaker, quienes combianaron pietaje de varias cámaras, en una proyección con pantallas divididas (por eso podemos ver tres y hasta 4 enfoques de una misma toma)

 

 

 


Su colaboración en WOODSTOCK hizo merecedor a Scorsese de dirigir y liderear la filmación de THE LAST WALTZ, el cual ya no se capturó "por la libre", "al vuelo" mientras iba sucediendo, sino que se planeó con todo cuidado, se hizo un mapa de filmación y una guía de canciones, a pesar de los muchos "estrellas invitados" (ahorita recuerdo a Eric Clapton, Van Morrison, The Hawk --Ronnie Hawkins-- Neil Diamond y el muy peculiar Bob Dylan) ahora SHINE A LIGHT combina esa capacidad de planeación y organización con la creatividad y gran versatilidad de los estupendos directores de cinematografía, de tal suerte que se nos antoja que vemos lo filmado por la "cámara correcta" en el "momento correcto" para cada elemento de la representación.

 

 

 

Ayuda muchísimo el que Scorsese ame a la música de Rock y haya materialmente "absorbido" durante toda su vida las canciones de los ROLLING STONES. Le dijo al LONDON OBSERVER "entre 1963 y 1970, su música era lo que mas me atraía. La escuchaba todo el tiempo. Ella fue el impulso para mis películas iniciales, como MEAN STREETS y RAGING BULL. Pero también de cintas posteriores como CASINO y GOODFELLAS".

 

 

 

Continuó diciendo el gran director, "la visualización misma de escenas y secuencias en MEAN STREETS viene de la música de los Stones, de vivir con ella y oirla todo el tiempo. No sólo las canciones que usé en la película, sino el tono y el estado de ánimo... hasta la actitud. Oia yo la música y me imaginaba escenas de películas. Las interpretaba yo. No era sólo visualizar un tracking shot alrededor de la cara de una persona, o siguiendo a un auto. En realidad, tomaba yo incidentes de mi propia vida que intentaba traducir en un guión, una filmación, una narrativa. Las canciones de los Stones me inspiraban a ello, a encontrar maneras de poner esas historias en una película. Así es que mi deuda con los Stones es incalculable. No sé qué decir. En mi mente, hice esta cinta hace 40 años. Y ahora ocurre que es cuando tengo la oportunidad de filmarla."

 

 

 

rolingEl resultado es uno de los documentales mas cinematográficos e intensos que podamos imaginar. Las cámaras no se limitan a registrar las interpretaciones, sino que se vuelven intérpretes adicionales, como también lo hace la edición de Scorsese y David Tedeschi (quienes también editaron THE LAST WALTZ).

 

 

Por su parte, y aunque ya andan muy entrados en sus 60 años de edad, los ROLLING STONES son el conjunto mas físico y exhuberante de todos. A su lado, muchos grupillos en MTV y en VH-1 se ven como torpes marionetas.

Jagger nunca realiza los movimientos mecánicos de los rockeros habituales. Es un acróbata y un buen bailarín muy peculiar. Araceli dice que se mueve como "víbora que están electrocutando" También con sus movimientos, está dirigiendo al grupo... y a los espectadores...  Él lo sabe y lo aprovecha al máximo.

En contraste con él, Keith Richards y Ron Wood se ven muy "sueltos y angulares" como bailarines del coro muy cool. Richards todavía se estira y agacha como si desafiara a la gravedad. Charlie Watts, en cambio, se ve como limitadón, pero son él y el actual bajista Darryl Jones (un mero empleado) quienes llevan todo el ritmo de la música. De la misma manera, Chuck Leavell, el tecladista y los 4 de los metales: Bobby Keyes (saxo principal) Tim Reis (sax) Kent Smith (trompeta) y Michael Davies (trombón) son buenos músicos empleados. Las personalidades y los jefes son los otros cuatro.

Para este concierto, Mick Jagger nos presenta a tres vocalistas que hacen coros: Lisa Fischer, una negrita grandota y muy pechugona, Bernard Fowler y Blondie Chapman.

Además, aparecieron tres magníficos invitados: el maravilloso negrín bluesero Buddy Guy, la bonita y cuero chaparrita Christina Aguilera (no olviden pronunciar la "u") y Jack White III productor de discos, cantante y miembro del duo de rock alternativo THE WHITE STRIPES (lo oimos en la canción del nuevo filme de James Bond QUANTUM OF SOLACE) en mi opinión, "la niña" Aguilera lo hizo muy bien, pero el verdadero MAESTRO, como era de esperarse, fue Buddy Guy ¡Genial! (sólo unas canción para cada uno y a duo con Mick)

Como también es habitual, Mick Jagger se toma un descanzo (cada vez mas largos, según mis cálculos) mientras Keith Richards interpreta dos o tres buenas canciones. Ahora también Ronnie Wood --como solía hacer el difunto y muy tímido Brian Jones-- ejecuta otros instrumentos, como una steel guitar (aquí le decimos guitarra hawaiiana, aunque no parece guitarra sino una mesita delgada y con cuerdas)

Creo haberme dado cuenta del por qué los Stones han durado tanto y dado tantísimos conciertos en vivo, durante casi cinco décadas, mientras que otros grupos "revientan" durante las giras (THE BAND, por ejemplo, o THE BEACH BOYS y hasta THE BEATLES) y es que en verdad disfrutan el estar frente al público, interpretando sus canciones. Vean la expresión de sus rostros y el lenguaje del cuerpo. De hecho, Keith parece fumar todo el tiempo, pero usa la nubecita de humo como parte de la interpretación y la lanza ante los reflectores.

Vean a Jagger. Su interpretación espectacularmente acrobática lo une todo. El tipo no se está quieto cinco segundos. Pero vean sus movimientos: están cargados de energía. El tipo debe de perder cinco kilos en cada concierto. Se ve que disfruta cada segundo. De lo que hace y delefecto que tiene sobre el público.

Esta vez, son las cámaras de Scorsese las que nos permiten acercarnos a los intérpretes y observarlos como nunca.

Por supuesto, lo mejor de todo es la música. ¡Qué buena es ! ¡Que bien grabada! Muchas "rolas" como BROWN SUGAR, SYMPATHY FOR THE DEVIL y, sobre todo, SATISFACTION son verdaderos himnos en el soundtrack de nuestras vidas.

En mi opinión, no sirve llevar a un neófito de los Stones a ver este peliculón, pretendiendo que "se convierta". Hay quienes los "entendemos" y quienes no. Así es.

Lástima que seamos tan poquitos en México, pues a pesar de tantas críticas y prensa negativa en torno al anarquismo y los excesos de los Stones, este mundo es más divertido y llevadero gracias a que existen.

Gracias Mick, gracias Keith, Ronnie, Charlie... Gracias a Bill Wyman, a Brian Jones, a Mick Taylor, a Dick Taylor, a Ian Stewart, a Andrew Loog Oldham, a Darryl Jones y a todos los demás

Y mil gracias a Martin Scorsese por esta maravilla de documento histórico. De veras.

{discuss forum:10}

 

Soy Javier Delgado, nerd y amante de todo lo relacionado con ciencia, tecnologia, historia, comics, manga, historietas, escepticismo cientifico, fanfics, mas lo que se acumule en la semana. Espero les guste el contenido de este sitio y de la comunidad que hay en el. Este sitio se derivo del viejo foro de Kaliman, originalmente dedicado a mi heroe favorito. Asi que si no tienen nada que hacer, lo pueden hacer aqui.
Por otra parte los invito a visitar el sitio de mi negocio, por si les interesa algo

http://www.paralax.com.mx

Hemos traducido esta excelente refutación de la serie "Alienigenas Ancestrales" del History Channel.
Esperamos que disfruten el material.

En el Foro

Todo lo relacionado con este sitio, dudas, quejas, comentarios, sugerencias, saludos  o lo que sea su voluntad, comunicarse con  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
D.R Javier Delgado 2013
Joomla templates by Joomlashine